Los Próximos Pasos

Día 27: Cuando Tropezamos

¿Cómo me levanto después de haber caído?


Su divino poder nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda.

2 Pedro 1:3

Un momento crítico en su vida espiritual es cuando tropieza. Parece ocurrir cuando menos lo espera. Está progresando en su crecimiento espiritual superando malos hábitos, y de repente ¡boom! Sin previo aviso, hace algo “realmente estúpido”, como airarse o insultar a su mejor amigo.

Lo que hagamos inmediatamente después de haber caído es crucial. Si no tenemos cuidado, podemos alejarnos del Señor debido a la culpa o la vergüenza. “Lo eché a perder. Soy un fracaso.” O podemos tratar de justificarnos: “¡Se merecía todo lo que le he dicho!” Mientras más avancemos por este camino, más difícil será recuperarnos.

El otro camino, el del perdón, funciona en la dirección contraria permitiéndole acercarse a Dios aún más. La clave es acudir a Él rápidamente, y con toda honestidad, y decirle lo que ha hecho y pedir Su perdón. Usted no lo va a sorprender o a molestar. Él ya lo sabe todo, incluso lo que hemos estado pensando. ¿Cuál es la reacción de Dios? “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad” (1 Juan 1:9). ¡Qué promesa más preciosa!

Tome la iniciativa. Acuda a Él cada vez que tropiece, sea grande o pequeño. Al hacerlo, diariamente verá crecer su confianza en Su amor y Su plena provisión.

Día 28: Cerca de la Cruz


¿Busca usted el perdón de Dios, inmediatamente, cuando ha pecado o lo pospone para más tarde? Hable con alguien sobre cómo obtener el perdón de Dios.

Conéctese con alquien