Devocional Semanal

Amando a sus Enemigos y Orando por Ellos

El amor de Dios es difícil de comprender

Escrito por Lois on 27/06/2016

“de manera que, arraigados y cimentados en amor, ustedes sean capaces de comprender, cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, 19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento…”

(Efesios 3:17-19 NBLH)

El amor de Dios es tan grande que inclusive, puede salvar a Sus enemigos. El amor de Dios abarca a toda la humanidad y continúa durante toda nuestras vidas. Su amor es tan profundo que puede llegar a usted en la depresión y el desánimo. Él inclusive alcanzó a Lázaro después de estar en la tumba por cuatro días. Este es el amor del Salvador.

El Amor de Dios

La Biblia nos dice que si una persona no sabe nada sobre el amor, no puede conocer a Dios porque Dios es amor. Jesús demostró Su amor por Sus enemigos cuando estaba muriendo en la cruz. Mientras Él estaba en la cruz, Él estaba orando por aquellos que le habían atravesado Sus manos y Sus pies con clavos. ¿Existe alguna otra persona que pueda amar de esta forma?

Jesús oró: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34). Jesús estaba orando por los políticos y soldados romanos que le condenaron a la muerte. Dios respondió a esta oración cuando los soldados que fueron testigos de la crucifixión reconocieron la verdad diciendo: “¡Este hombre era verdaderamente el Hijo de Dios!” (Mateo 27:54).

¿Usted ofrece Amor cuando es ofendido?

¿Cuál es su primera reacción cuando ha sido ofendido? ¿Usted planifica su venganza o demuestra su enojo? Jesús nos dice en Mateo 5:44: “...¡ama a tus enemigos! ¡Ora por los que te persiguen!” Mucha gente trata de buscar venganza y castigar a las personas que les han herido. Jesús nos dice que no hagamos esto. Si usted ora por sus enemigos, usted puede vencer el mal con bien. Cuando obedecemos los mandamientos de Jesús, estamos demostrando que Él es Señor de nuestra vida. Nosotros debemos confiar en el Espíritu Santo para que nos ayude a mostrar amor por nuestros enemigos.

¿Ha perdonado usted las ofensas pasadas?

A veces guardamos rencor, aun después que la persona que nos hirió ha fallecido. Mateo 5:44-46 dice: “...¡ama a tus enemigos! ¡Ora por los que te persiguen! De esa manera, estarás actuando como verdadero hijo de tu Padre que está en el cielo. ...Si solo amas a quienes te aman, ¿qué recompensa hay por eso?” Nosotros debemos separarnos de la conducta pecaminosa y vivir vidas santas. Debemos vivir nuestras vidas obedeciendo los deseos de Dios y no los nuestros. Esto significa que debemos perdonar a los enemigos del pasado así como los enemigos del presente.


Ore esta semana:

Padre, yo quiero perdonar a aquellos que me han ofendido. Quiero ser misericordioso con ellos.


¿Demostró usted su amor por sus enemigos y los perdonó?

Haga clic AQUÍ para hablar con alguien.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Día 11: Amar a los Demás

¿Es realmente posible amar a los demás?

Lea más