Devocional Semanal

Cómo Memorizar pasajes de la Biblia

Sea como la Vaca

Escrito por Dan Lee on 23/05/2017

"...sino que se deleitan en la ley del Señor meditando en ella día y noche".

Salmo 1:2

La Biblia menciona muchos animales fuertes y nobles; el león, el águila, el caballo. ¿Por qué nosotros querríamos ser como la vaca?

La razón es porque cuando la vaca ya tiene su estómago lleno luego de comer hierba, ésta, trae la hierba nuevamente a su boca para masticarla nuevamente y digerirla por completo.

Cuando nosotros leemos la palabra de Dios, tenemos que "digerir" lo que leemos. El Salmo 1 nos dice que pensemos, día y noche, en la ley de Dios. Esto significa que nosotros debemos "meditar" en lo que leemos en la Biblia; debemos pensar en ello una y otra vez para así poder entenderla.

Si nosotros vamos más allá de leer, y verdaderamente guardamos Su palabra en nuestro corazón, el Espíritu Santo nos puede ayudar a recordar la Palabra en cualquier momento. Es por esto que es importante leer la Biblia, si posible, todos los días.

El ejemplo nos lo da Jesús cuando Él estaba en el desierto siendo tentado (Lucas 4:1-13). Él resistió los ataques de Satanás citando las Escrituras que había memorizado.

Entonces, ¿cuáles son algunas formas prácticas en que podemos comenzar a memorizar pasajes de la Biblia?

1. Escoja un Pasaje y Establezca una Meta

El memorizar un versículo de la Biblia aquí y allá tiene mérito. Pero un versículo es solo una pequeña parte de un libro de la Biblia. La palabra de Dios se entiende mejor cuando leemos el texto alrededor del versículo. El escoger un pasaje largo de la Biblia, le ayuda a evitar cambiar el significado del pasaje o no entenderlo correctamente.

Por lo tanto, trate de seleccionar un párrafo o incluso, un capítulo corto. Usted podría buscar un pasaje que contenga los atributos de Dios, o uno que le ayude en alguna área en la que necesite ayuda. Por ejemplo, si usted le hace falta alegría en su vida, podría escoger Filipenses 4 donde dice "Estén siempre llenos de alegría en el Señor..."

Otras sugerencias son: Colosenses 3:1-17; Mateo 5:3-12 (las Bienaventuranzas); Efesios 1:3-14.

Asegúrese también de usar una versión de la Biblia que sea fácil de leer y entender para usted. Si la Reina-Valera Antigua se le hace difícil, entonces escoja una versión con un lenguaje más sencillo.

Finalmente, decida cuán rápido desea usted memorizar el pasaje escogido. Podría ser bueno, añadir un versículo por día. ¡Poco a poco, vamos progresando más y más!

2. Haga Muchas Copias del Pasaje

Probablemente usted no carga con su Biblia todo el tiempo. Veamos otras maneras en las que usted puede tener disponible todo el tiempo, el pasaje que desea memorizar.

  • Cree un documento en su computadora e imprímalo. Luego, doble el documento y guárdelo en su cartera o bolsillo. Puede también, poner una copia del mismo en el espejo del baño donde lo pueda ver mientras se cepilla sus dientes.
  • Use una aplicación de la Biblia en su celular o tableta si tiene uno. Hoy día existen aplicaciones para todo tipo de celulares, aun los celulares "no-inteligentes" en los cuales usted puede descargar la misma.
  • Guarde el pasaje o la aplicación en su dispositivo móvil donde se le haga fácil encontrarlo.
  • Haga una grabación leyendo el pasaje o use una Biblia en que tenga una versión con audio. Una vez lo tenga, usted puede escucharlo mientras hace ejercicios, cocina, camina, etc.
  • Si usted no tiene acceso a este tipo de tecnología, ¡usted puede escribir el pasaje en un papel y llevarlo consigo!

3. Lea, Escuche y Repita el Pasaje repetidas veces

Según usted repasa el pasaje bíblico de todas las maneras posibles, piense en las palabras, cómo suenan (esto le ayudará a recordarlo) y también en el significado del pasaje. Trate de escuchar lo que Dios le está diciendo a través del mismo. Mientras más usted lo repase, más podrá usted escuchar a Dios.

¡La memorización de la Biblia le puede ayudar con su paciencia! Tal vez usted esté conduciendo en medio de una congestión de tráfico, o haciendo cola en una tienda, o esperando por alguien que esta tarde. En vez de incomodarse al respecto, busque el pasaje bíblico y repáselo (¡por favor, no lo haga mientras conduce!).

Cuando usted ya lo haya memorizado, repáselo frecuentemente. Luego, escoja el próximo pasaje que desea memorizar. ¡A mí me emociona levantarme cada mañana sabiendo que hay otro versículo para memorizar!

Oramos para que a medida que memoriza la palabra de Dios, la guarde en su corazón y medite frecuentemente en ella, el Espíritu Santo haga Su obra en usted y que sea usted verdaderamente "transformado mediante la renovación de su mente". (Romanos 12:2a)


Ore esta semana:

Padre amado, gracias por tu Palabra maravillosa. Yo si deseo guardar Tus palabras en mi corazón y dejar que me hables frecuentemente. Ayúdame a hacerlo con el poder del Espíritu Santo y para Tu gloria. Amén.


¿Suena esto emocionante? ¿Le parece difícil? ¿Desafiante? ¡Le podemos ayudar!

Haga clic AQUÍ para hablar con alguien al respecto.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

La memorización de la Biblia: Un Ejercicio Mental y Espiritual

La Palabra de Dios es Poderosa

Lea más