Devocional Semanal

¿Cuál es el Propósito de las Pruebas en Nuestra Vida?

¿Son las tragedias un castigo de Dios?

Escrito por Hope on 11/05/2014

“Vengan y vean lo que nuestro Dios ha hecho, ¡los imponentes milagros que realiza a favor de la gente!” Salmo 66:5

Job, probablemente el libro más antiguo de la Biblia, preguntó lo mismo. Los amigos de Job lo acusaron de tener pecado inconfeso puesto que Dios parecía estarle castigando con tragedias. ¿Es esto verdad? ¿Son las tragedias un castigo de Dios? ¡Absolutamente no! La Biblia no enseña tal cosa.

Las Tragedias Nos Pueden Acercar a Dios

Nosotros tenemos falsas expectativas si creemos que las buenas obras siempre serán recompensadas y que el mal siempre será castigado en esta vida. Vivimos en un mundo caído, corrompido por el pecado. Las enfermedades y desastres son el resultado natural de esta condición (lea Romanos 8:20-22). Sin embargo, muchas veces son nuestros problemas y necesidades las que hacen que busquemos a Dios y nos acerquemos más a Él.

Los seguidores de Jesús le hicieron la siguiente pregunta: “Rabí, ¿por qué nació ciego este hombre? —le preguntaron sus discípulos—. ¿Fue por sus propios pecados o por los de sus padres? No fue por sus pecados ni tampoco por los de sus padres” —contestó Jesús—, “nació ciego para que todos vieran el poder de Dios en él.” (Juan 9:2-3)

El Poder de Dios Revelado

Luego, Jesús sanó al ciego restaurando su visión. De acuerdo a Jesús, este hombre había vivido en oscuridad toda su vida para este preciso momento, para que el poder de Jesús fuera revelado y él pudiera ver que Jesús es la “Luz del Mundo” que nos saca de las tinieblas. Debido a este milagro en su vida, él pudo decir, “¡Sí, Señor, creo! —dijo el hombre. Y adoró a Jesús.” (Juan 9:38) Debido a su testimonio, muchos más también creyeron.

Sólo Dios Puede Hacer lo Imposible

Muchas personas buscan a Dios solamente cuando se encuentran desesperadas. Ver el cuidado amoroso de Dios y Su poder ayuda a fortalecer nuestra fe. El testimonio de los milagros de Dios en nuestra propia vida puede ser fundamental para ayudar a alguien a creer. “Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. Pues nos levantó de los muertos junto con Cristo… Dios puede ponernos como ejemplos de la increíble riqueza de la gracia y la bondad que nos tuvo…” (Efesios 2:4-7)

El milagro más grande de Dios es cómo Él nos da una vida nueva en Cristo. Cada cristiano es una pintura hermosa que ilustra la gracia y el poder de Dios para salvar. Efesios 2:10 dice que somos Su obra maestra, Su más grande obra. Así que, glorifiquemos a nuestro Creador y proclamemos Su poder a todo el mundo.


Ore esta semana:

Para que Dios le ayude a ver Su presencia fiel y poderosa en medio de sus circunstancias

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

¿Qué me está impidiendo el tener el empleo que deseo?

Analizando el Llamado de Dios y Su Oportunidad

Lea más