Devocional Semanal

Dios Escucha su Corazón

¿Alguna vez se ha sentido tan cargado y abrumado que no puede ni hablar? ¿O alguna vez se ha sentido desamparado, desilusionado, o incluso, enojado con Dios?

Escrito por GodLife on 25/04/2016

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan.”

(Salmo 139:23)

Mi vida con Jesús ha sido un viaje emocionante y aventurero, pero lleno de obstáculos y desafíos. La oración me ha ayudado a mantenerme cerca de Dios a través de todo el camino, inclusive cuando no estaba seguro de que Él me estaba escuchando. A través de cada desafío he aprendido que Dios siempre me escucha y conoce lo que hay en mi corazón; más de lo que yo pudiera conocer.

Las circunstancias desafiantes me ponen de rodillas a menudo.

Allí, encuentro la certeza de que estoy seguro en las manos de Dios, sin importar lo que está sucediendo en mi vida. Entonces comienzo a pedir dirección. Él siempre es fiel para darme sabiduría y señalarme la dirección que le glorificará y dará honra a Jesús.

Pero a veces me quedo mudo, sin saber cómo orar o qué decir.

¿Alguna vez se ha sentido tan cargado y abrumado que no puede ni hablar?

¿O alguna vez se ha sentido desamparado, desilusionado o, incluso, enojado con Dios? Si lo ha estado, está bien. El Rey David, el escritor de la mayoría de los Salmos en la Biblia, no tenía miedo de expresar estos sentimientos, diciendo palabras como, “¡Despierta, Señor! ¿Por qué duermes? ¡Levántate! No nos rechaces para siempre. ¿Por qué escondes tu rostro y te olvidas de nuestro sufrimiento y opresión?” (Salmo 44:23-24)

Independientemente de cómo se sienta, la verdad está presentada claramente para nosotros: “Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.” (Romanos 8:26) ¿No es eso increíble? Él se preocupa tanto por usted que aún cuando no sabe qué decir, o cuando está demasiado triste o enojado para explicar cómo realmente se está sintiendo, el Espíritu Santo intercede por usted con palabras que usted no podría expresar aunque lo intentara.

Dios no pretende que usted haga algo por su cuenta, ni siquiera orar.

¿No es eso increíble? Él se preocupa tanto por usted que aun cuando usted no sabe qué decirle a Dios, o cuando está triste o tan perturbado que no es capaz de identificar cómo realmente se está sintiendo, el Espíritu Santo intercede por usted con palabras que usted no podría expresar aunque lo intentara. Dios no pretende que usted haga algo por su cuenta, ni siquiera orar.

Ahora yo sé que Dios escucha mi corazón y me conoce mejor que yo mismo. Esto ha cambiado completamente mi perspectiva sobre la oración. En vez de dejar que la confusión o el dolor me alejen de Dios, ahora yo me siento más cerca de Dios debido a la verdad presentada en Romanos 8:26. Yo descanso al saber que cualquier sufrimiento que soporte en esta tierra es nada comparado con los que mi Salvador, Jesús, soportó cuando murió en la cruz por mis pecados, y Él siempre piensa en mi bienestar. 2 Timoteo 2 dice que "si morimos con él, también viviremos con Él; si resistimos, también reinaremos con Él." ¡Ciertamente, esas son buenas noticias!

La próxima vez que tenga problemas para saber por qué orar, pídale al Espíritu Santo que interceda por usted.

Dios dice que Él lo hará, y usted no tiene que hacer nada especial para que eso suceda. Sólo confíe en Jesús. Dios se preocupa por usted y le ama más de lo que usted se pueda imaginar.


Ore esta semana:

Padre, ayúdame a mantenerme alejado del pecado y enfocado en Ti.


La próxima vez que usted tenga dificultad para encontrar las palabras para orar, busque en los Salmos en la Biblia y encuentre uno que exprese lo que siente en su corazón. Abra su corazón a Dios; aún si lo único que salen son lágrimas en vez de palabras.

Para hablar con alguien al respecto haga clic AQUÍ.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Parte 21: ¿Qué es la Oración?

¿Qué es la oración?

Lea más

El Suicidio No Es Una Opción

Por qué el suicidio es el mayor rechazo que se le puede hacer a Dios.

Lea más