Devocional Semanal

Enseñe a Alguien a Orar, Interesarse por Otros y Compartir a Jesús

A través de Su Santo Espíritu, Dios, nos habla y enseña mientras leemos y estudiamos Su palabra, la Biblia; y nos guía en lo que tenemos que compartir acerca de Jesús con otros (Lucas 12:11-12).

Escrito por Hope on 09/02/2014

Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros.” 2 Timoteo 2:2

Pase la Voz

En el tiempo de Jesús, no habían imprentas, televisión o internet. El método que Dios escogió para expandir las Buenas Nuevas fue “de persona a persona.”

Jesús Entrenó a Sus Seguidores

Los seguidores de Jesús aprendieron, sobre todo, porque pasaban tiempo con Él, observándolo y escuchándolo enseñar a otros. Cuando estuvieron listos, Él les dio instrucciones específicas y después los envió en una misión: “Después de esto, el Señor escogió a otros setenta y dos para enviarlos de dos en dos delante de él a todo pueblo y lugar adonde él pensaba ir.” Lucas 10:1

Después de su muerte y resurrección, Él envío a sus seguidores nuevamente; pero en esta ocasión, Él envió a TODOS los que creían en Él. Él les dijo, “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes.” Juan 20:21. Él fue enviado a llamar a “a los que saben que son pecadores y necesitan arrepentirse.” (Lucas 5:32), y “a buscar y a salvar lo que se había perdido.” (Lucas 19:10).

Enseñar a Compartir a Jesús

¡Cómo nos gustaría poder estar con Jesús en persona hoy! Pero Él hizo esta declaración sorprendente:
“Pero les digo la verdad: Les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviaré a ustedes.” (Juan 16:7). ¡Los creyentes ahora tienen el Espíritu Santo de Dios viviendo en ellos! A través de Su Santo Espíritu, Dios, nos habla y enseña mientras leemos y estudiamos Su palabra, la Biblia; y nos guía en lo que tenemos que compartir acerca de Jesús con otros (Lucas 12:11-12).

Simplemente, compartir de Cristo se trata de decirle a otros lo que nos sucedió a nosotros, así como lo hizo el hombre que fue sanado de su ceguera en Juan 9:25: “—Si es pecador, no lo sé —respondió el hombre—. Lo único que sé es que yo era ciego y ahora veo.”

ORAR, INTERESARSE POR OTROS Y COMPARTIR A JESÚS

Enseñe a otra persona a que “Haga Discípulos”
2 Timoteo 2:2

¡Le invitamos a que participe del gozo de “hacer discípulos”! Específicamente, pídale al Señor por cinco personas en las que usted desee invertir tiempo. La Gran Comisión que Jesús menciona en Mateo 28:18 no dice que “hagamos convertidos” sino que “hagamos discípulos”

La serie Orar, Interesarse por Otros y Compartir a Jesús ofrece formas tangibles de vivir prácticamente estos principios para que usted discipule efectivamente y capacitarle para que sea un obrero efectivo en el campo.

Aquí hay algunos puntos que hemos cubierto en esta guía:

  1. Pase tiempo cada día orando porque las bendiciones, paz y amor del Señor se derrame sobre las personas que usted conoce o mira a su alrededor y las tares que usted hace.
  2. Escoja a alguien que esté cerca suyo que no conozca a Jesús como su Señor y Salvador, y empiece una amistad intencional con la persona. Haga un esfuerzo por llegar a conocerlos bien.
  3. Escuche las necesidades o preocupaciones que las personas alrededor suyo tiene. Entiéndalos y esté disponible para ellos. Ore para que el Señor les hable en medio de sus preocupaciones.
  4. Comunique a las personas las Buenas Nuevas acerca de Jesús. Compartir su jornada de fe es un buen comienzo. Cuando alguien decide seguir a Cristo, camine con ellos y ayúdeles a crecer en su fe. Escoja a cinco amigos que no hayan aceptado a Jesús y haga un discipulado con ellos para que un día lleguen a ser salvos.

Ore esta semana:

Para que Dios le ayude a enseñar a otros acerca de Él y sus caminos.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase