Devocional Semanal

¿Está su Iglesia Haciendo Discípulos?

¿Cómo hace su iglesia para compartir el amor de Dios con el mundo?

Escrito por Hope on 30/03/2014

“Todo el que tenga oídos para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que él dice a las iglesias. A todos los que salgan vencedores, les daré del fruto del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.” Apocalipsis 2:7

En muchas partes del mundo, el nombre de Jesús es desconocido o repudiado, haciendo peligroso compartir su fe en Cristo. Sin embargo, Dios llama a los cristianos a que “Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos.” (Marcos 16:15)

Misioneros Permanentes

En obediencia a este mandato, mi iglesia ha formado un equipo que está listo a seguir el ejemplo de los primeros discípulos de Jesús. Renunciando a sus empleos y dejando a sus parientes atrás, ellos están dispuestos a reiniciar sus vidas en lugares donde muchas personas no conocen sobre el poder salvador del Señor que “en verdad nos ha liberado” (Gálatas 5:1). El lugar en donde van a vivir es peligroso hablar sobre el cristianismo. Así que, estos misioneros al reiniciar sus vidas en estos lugares, también desarrollarán relaciones interpersonales con sus nuevos vecinos y compañeros de trabajo, esforzándose por vivir de forma tal que la gente se pregunte qué es lo que los hace diferentes y deseen conocer al Señor. Apoyándose unos a otros, y con el apoyo de otros cristianos “encubiertos” en el área, ellos vivirán para compartir el amor de Dios con otros.

Alcanzando a Otros a Través de la Ayuda Social

Mi iglesia también comparte la Palabra de Dios ayudando durante desastres naturales. Nosotros enviamos equipos a las áreas afectadas, donde sirven en el nombre de Jesús – limpiando y reconstruyendo estructuras, y ayudando a los que tienen necesidades médicas.

El apóstol Pablo instruyó a los cristianos a “usar esa libertad para servirse unos a otros por amor.” (Gálatas 5:13). Esto sigue el ejemplo de Jesús: “pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros…” (Marcos 10:45). Las personas de mi iglesia pueden decirle a las personas que están ayudando que lo están haciendo por amor al Señor.

Evangelismo en Línea

Algunos cristianos no tienen la capacidad ni la oportunidad de salir de sus hogares para ministrar. Por lo tanto, muchas personas en mi iglesia usan el internet para compartir la Palabra de Dios. Usando el correo electrónico, las redes sociales y sitios como estos, el cristiano común puede tocar con el amor de Dios las vidas de personas alrededor del mundo, compartiendo herramientas de discipulado, orando y teniendo comunión a distancia. Esta clase de ministerio ayuda a cumplir la promesa de la Biblia de que algún día “ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre.” (Filipenses 2:10-11)

Las iglesias alrededor del mundo usan estos métodos para compartir el evangelio donde más se necesita. ¿Cómo hace su iglesia para compartir el amor de Dios con el mundo?

ORAR, INTERESARSE POR OTROS Y COMPARTIR A JESÚS

¿Está su iglesia haciendo discípulos?” Apocalipsis 2:7

El llamado de Jesús a Sus seguidores de hacer discípulos a todas las naciones (Mateo 28:19-20) no es sólo para individuos sino para toda la iglesia.

Una iglesia que hace discípulos busca alcanzar a su comunidad y a menudo también a comunidades distantes, para hacer discípulos.

¿Cómo saber si su iglesia está haciendo discípulos?

Si cada miembro de su iglesia está viviendo como un discípulo de Jesús, entonces la iglesia será verdaderamente una iglesia misionera y el pastor podrá decir: “Todos los miembros de esta iglesia salen a la comunidad diariamente y piden a Dios que bendiga a cada persona y a cada lugar. Ellos se interesan por los necesitados, se convierten en sus amigos y comparten el evangelio con las personas que no conocen a Jesús como su Salvador personal.” Una iglesia que está haciendo discípulos anima a sus miembros a formar parte de pequeños grupos que comparten testimonios y se alientan los unos a otros. Ellos se “afilan” mutuamente en evangelismo y discipulado, y son energizados y motivados a continuar con su evangelismo.

Si la descripción anterior no describe a su iglesia, pero le gustaría que lo hiciera, haga una cita con su pastor. Dígale que existen formas simples de movilizar a la iglesia para tener una visión misionera, buscando alcanzar a la comunidad y el resto del mundo.


Ore esta semana:

Su iglesia entienda y obedezca la voluntad de Dios

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase