Devocional Semanal

Estamos en el Mundo pero NO Somos del Mundo - Parte 3

Jesús nos llama a ser diferentes del mundo y al mismo tiempo, a que hagamos una diferencia en el mundo.

Escrito por Joy on 05/09/2015

“Yo les he entregado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno.” Juan 17:14-15

¿Lucha usted por vivir para Dios en una cultura impía? ¿Qué es lo que Dios quiere que haga cuando el mundo a su alrededor se rehúsa a seguir las leyes de Dios? Jesús nos dice que amemos: ama a Dios y a los demás como a ti mismo. (Mateo 22:36-38) ¿Cómo amamos a los demás?

Vivir para Dios no es fácil

“(Jesús dijo) Si el mundo los odia, recuerden que a mí me odió primero… (Juan 15:18-25). ¿Por qué me sorprendo cuando las personas hacen comentarios groseros y les desagrado debido a mis creencias; cuando insultan las cosas que considero sagradas; cuando mis compañeros creyentes son injustamente encarcelados y ejecutados? Ciertamente es bien difícil amar a las personas que hacen estas cosas.

Efesios 6:12 dice: “Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.” Yo puedo amar mejor cuando recuerdo que la gente no es mi enemigo. Dios les ama y Jesús murió por ellos. Mi enemigo es Satanás. “Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo.” (1 Juan 4:4).

Una batalla espiritual necesita poder espiritual

Jesús oró por nuestra protección - “Hazlos santos (sepáralos) con tu verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17). Dios nos ha dado Su Palabra y el Espíritu Santo para guiarnos en la verdad y darnos poder. (Romanos 8:9-11) “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente…” (Romanos 12:2). Tenemos que leer la Biblia diariamente para conocer a Dios y lo que a Él le agrada. Así Su poder puede ser liberado en nosotros, produciendo el fruto espiritual tales como el amor, la paz, la paciencia y la bondad. (Gálatas 5:22-25).

Un rescate espiritual necesita intervención espiritual

Cuando enfrento oposición, ¿debo reaccionar con ira, contienda y demandar mis derechos? ¿Debo reaccionar con miedo y duda, comprometiendo la verdad de Dios? Ninguna de estas. ¡Debo orar! “Oren en el Espíritu en todo momento…manténganse alerta...para que cuando hable, Dios me de las palabras para dar a conocer con valor el misterio del evangelio” (Efesios 6:18-19). Solo Dios es nuestra fuerza, y fortaleza, y solo Él puede obtener la victoria (Salmos 62:5-8).

Dios nos ha puesto a cada uno de nosotros en un lugar único, con experiencias y dones únicos (Efesios 2:10). ¿Se comprometería conmigo a buscar las oportunidades dadas por Dios para ser embajador de Su gracia hacia el mundo que nos rodea?


Ore esta semana:

Para que Dios le fortalezca a través del Espíritu Santo, enseñándole a través de Su Palabra, y mostrándole oportunidades para amar a los demás.


¿Está usted caminando con Dios o demandando que Él camine con usted? Hable con alguien sobre su lucha.

Hable con Alguien

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Parte 1: Estar Seguro

La Biblia dice en Juan 1:12 “pero a todos los que creyeron en él (Jesús) y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios”

Lea más

Día 26: En el Mundo, pero No del Mundo

¿Cómo mantengo mi equilibrio en mi vida diaria?

Lea más

Bendiga a Aquellos que le Maldicen

¿Qué es lo peor que a usted le ha pasado? ¿Cuán difícil es amar a alguien que le ha ofendido o herido?

Lea más