Devocional Semanal

La Justicia de Dios en un Mundo Injusto

No importa cuan difícil sea la situación, usted puede recordar que Dios quiere que nos perdonemos los unos a los otros ”así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo” (Efesios 4:32).

Escrito por Hope on 25/08/2013

“Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.” (Efesios 4:31-32).

Cuando alguien le hiere o experimenta una injusticia, Dios lo tiene en cuenta. De hecho, ciertamente Él conoce todo lo bueno y lo malo que ha pasado en la Tierra. “…Su entendimiento es infinito” (Salmos 147:5). Él sabe cada movimiento de toda la humanidad, “El Señor observa desde el cielo y ve a toda la humanidad.” (Salmo 33:13).

Injusticia Terrenal

El Rey Salomón escribió, “ Luego me fijé en tanta opresión que hay en esta vida. Vi llorar a los oprimidos, y no había quien los consolara; el poder estaba del lado de sus opresores, y no había quien los consolara” (Eclesiastés 4:1). Él notó que la gente no debe “sorprenderse si ve que un poderoso oprime a un pobre y si no se hace justicia en toda la tierra.” (Eclesiastés 5:8). Ya que “No hay en la tierra nadie tan justo que haga el bien y nunca peque.” (Eclesiastés 7:20). Lo que quiere decir, entonces, que debemos reconocer que nosotros también somos pecadores y necesitamos perdón.

La Justicia de Dios

No importa cuan difícil sea la situación, usted puede recordar que Dios quiere que nos perdonemos los unos a los otros ”así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo” (Efesios 4:32). Y porque “El Señor ama la justicia y el derecho” (Salmos 33:5a), usted puede confiar en que Dios le ayudará a superar las injusticias de la vida siendo una persona que ama y perdona. Posiblemente será difícil hacerlo, pero "el que acata sus órdenes no sufrirá daño alguno. El corazón sabio sabe cuándo y cómo acatarlas. En realidad, para todo lo que se hace hay un cuándo y un cómo” (Eclesiastés 8:5-6a).

ORAR, INTERESARSE POR OTROS Y COMPARTIR A JESÚS

¿Le han pasado cosas malas a usted o a personas allegadas a usted? Ya sea que estas cosas hayan pasado recientemente o hace algún tiempo, sabemos que Dios toma muy en serio el hecho de que nosotros debemos perdonar a otros, así como a través de Cristo, Dios nos perdonó.

Tal vez usted ha experimentado algo similar a esto:

  • Alguien cercano a usted ha muerto o ha quedado lastimado de por vida y esto fue causado por alguna persona.
  • Un padre, un maestro u otra autoridad abusó de usted o de alguien cercano a usted.
  • Un criminal mató o hirió en un robo o un ataque a alguien cercano a usted.
  • Alguien cercano a usted le traicionó.

Ya sea que usted conozca o no a la persona que le hizo daño a usted o a alguien cercano a usted, puede resultar muy tentador albergar ira, odio o amargura – aún cuando nos encontremos cerca de Dios.

No hay nada malo en estar dolido por una pérdida en nuestras vidas. Jesús entiende su dolor e ira porque Él sufrió en lugar suyo. Por el sacrificio que Él hizo por usted, y el perdón que le ha dado, Jesús le pide que perdone a las personas que le han herido y han traído dolor a su vida.

Usted tal vez no sepa ni siquiera por dónde empezar cuando se de cuenta que necesita perdonar a alguien. Usted Quizá se pregunte, “¿Cómo puedo perdonar?”. Aquí le presentamos alguna sugerencias:

  • Dese cuenta y acepte que aquel incidente le causa ira y amargura en su corazón (ya sea que esté enterrado en su memoria);
  • Decida obedecer lo que la Biblia dice: que tiene que perdonar así como ha sido perdonado;
  • Entregue el dolor y la ira a Jesús a través de la oración. Si es posible busque a alguien que le ayude a orar por esto.
  • Perdone a la persona en el nombre de Jesús.
  • Ore pidiéndole a Dios que bendiga a la persona que usted necesita perdonar.

Una Sugerencia Útil: No se preocupe si no sabe el nombre de la persona que le ha hecho daño o si no están vivos. Perdónelos de todas maneras – el Señor los conoce. Si el proceso es muy difícil, busque la ayuda de un amigo o un consejero.


Ore esta semana:

Lea la Biblia para que pueda tener un mejor entendimiento de lo que significa perdonar así como ha sido perdonado.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase