Devocional Semanal

Las Pruebas Nos Ayudan a Consolar a Otros

¿Por qué pone Dios a Sus hijos en situaciones tan terribles? ¿Hay algún propósito en nuestra aflicción?

Escrito por Hope on 18/05/2014

“Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo. 4 Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros.” (2 Corintios 1:3-4)

“Su bebé tiene un orificio en su diafragma y no tiene pulmones, así que no puede respirar sin la ayuda de máquinas. Aún si se somete a tratamiento médico profesional, tiene solamente un 5% de probabilidades de sobrevivir.”

Estas fueron las palabras devastadoras que escuchamos cuando nuestro hijo David nació. ¿Por qué pone Dios a Sus hijos en situaciones tan terribles? ¿Hay algún propósito en nuestra aflicción?

La Vida No Siempre es Feliz

La vida no siempre resulta ser como esperamos. Después de 8 meses en el hospital y muchas cirugías, nos acercábamos a nuestra primera Navidad con casi nada de gozo ni esperanza. Miraba como al pequeño David le costaba respirar cuando para mi respirar era algo tan fácil y me di cuenta cómo lo había dado por sentado. Estaba tan cansada de ver a mi bebé sufriendo. Pero. escuché una voz en mi cabeza que decía, “Sé como te sientes. Vi a mi Hijo sufrir también.”

Dios Entiende Nuestro Sufrimiento

Dios envió a Su hijo a sufrir por mi. El sufrimiento de Jesús empezó el día de su nacimiento, cuando el Dios que creó el universo se limitó a sí mismo en un cuerpo humano. “Aunque era Dios… renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano.” Filipenses 2:6-7. Qué extraño tuvo que haber sido para Jesús tener que respirar, tener hambre, depender de padres que no eran perfectos para que suplieran sus necesidades. Este mundo era como una prisión llena de limitaciones comparado a Su naturaleza divina. Pero Él soportó todo esto y el dolor de ir a la cruz por usted y por mi. “Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo él nunca pecó.” Hebreos 4:15

Dios Promete Estar con Nosotros

Dios no promete quitar el sufrimiento de nuestras vidas, pero Él promete que siempre estará con nosotros. “Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.” Salmos 23:4

Dios estuvo conmigo en aquel cuarto de hospital, y debido a esa experiencia he podido entender y consolar a otros en formas que no hubiese podido antes. Su testimonio acerca de la fortaleza y esperanza de Dios en medio de tiempos difíciles puede hablarle a personas que tal vez no escuchen de otra forma. Cuando usted experimente aflicciones recuerde lo que dicen las Escrituras “… Y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús… quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz.” Hebreos 12:1-2


Ore esta semana:

Que sus ojos estén enfocados en la esperanza que tiene en Jesucristo, sin importar la prueba

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase