Devocional Semanal

No se Olvide de Perdonar

Cuando alguien nos lastima, es difícil querer perdonarlos.

Escrito por GodLife on 16/05/2016
Temas: Perdon, Rencor, Enemigo

“Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.”

(Marcos 11:25)

¿Qué es verdaderamente el perdón? Algunos lo describen como ceder el derecho de venganza o la obligación de “ajustar cuentas.” Tal vez haya escuchado la frase “perdona y olvida.” Pienso que el perdón de Dios es así, ya que Él dijo acerca de sí mismo, “Yo, sí, yo solo, borraré tus pecados por amor a mí mismo y nunca volveré a pensar en ellos.” (Isaías 43:25).

Perdonar Para Ser Perdonado

Cuando alguien nos lastima, es tan difícil querer perdonarles... A veces me enojo tanto que ni siquiera puedo pensar, mucho menos orar. Pero después de un rato, recuerdo las instrucciones de Jesús: “Si perdonas a los que pecan contra ti, tu Padre celestial te perdonará a ti; pero si te niegas a perdonar a los demás, tu Padre no perdonará tus pecados.” (Mateo 6:14-15) En otras palabras, el aferrarnos a nuestra falta de perdón afecta nuestra intimidad con Dios.

Perdone a Otros

El apóstol Pablo instruyó, “Por el contrario, sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.” (Efesios 4:32) No importa lo que alguien le haya hecho – o cuantas veces le hayan ofendido – Jesús dijo que como quiera debemos perdonarles, de acuerdo a la Parábola del Siervo Despiadado en Mateo 18. Este no es un mandamiento para permanecer en una relación no saludable o donde exista abuso físico o emocional. Pero “el amor cubre gran cantidad de pecados” (1 Pedro 4:8), y con el perdón, el amor de Dios puede redimir a cualquier persona y relación.

Dios le Perdona

Después que Dios nos ha ayudado a perdonar a otros y reparar relaciones, acudimos a Él en arrepentimiento por nuestros propios pecados. Sabemos que “si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”. (1 Juan 1:9) El Rey David escribió acerca del gozo y el consuelo que podemos experimentar cuando el Señor nos perdona: “¡Oh, qué alegría para aquellos a quienes se les perdona la desobediencia, a quienes se les cubre su pecado!” (Salmos 32:1)


Ore esta semana:

Pídale a Dios que a través del Espíritu Santo, no tan solo le ayude a perdonar a sus enemigos, sino también a pedirle a Dios que les bendiga.


¿Quién es su enemigo en su vida? ¿Le ha perdonado usted?

Haga clic AQUÍ para poder ayudarle a entender el perdón.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

¿Por Qué Debemos Perdonar a los Demás?

Perdone a los demás como Dios le ha perdonado a usted.

Lea más