Devocional Semanal

Por Qué Debe Dejar Ir Sus Pecados Pasados

¿Por qué debe liberar la culpa de sus pecados pasados?

Escrito por Hope on 03/08/2014

“Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.” (Romanos 8:1)

Es muy importante que deje ir sus pecados pasados. Si usted tiene fe que Jesús murió en la cruz por sus pecados, no necesita sentirse culpable. Después que usted se acercó a Dios y confesó que había pecado, la Biblia dice que Dios le perdona y le limpia de toda maldad. Veamos por qué debe dejar ir sus pecados pasados.

Jesús Se Ofreció a Sí Mismo Como Sacrificio

¿Por qué debe liberar la culpa de sus pecados pasados? Porque “nuestro Sumo Sacerdote (Jesús) se ofreció a sí mismo a Dios como un solo sacrificio por los pecados” (Hebreos 10:12). El pecado lleva a la muerte. Debido a esto, Jesús recibió el castigo que nosotros merecíamos. Ahora, podemos vivir libre de culpa y estar completamente limpios de pecado. Jesús ofrece quitar su culpa y cuando usted recibe el perdón de Dios, puede dejar de lado su sentimiento de culpa. Si se aferra a los mismos pecados que Dios dice que ya no cuenta en contra suya, usted está diciendo que no confía ni cree en Sus promesas.

Dios Perdona Todos los Pecados

1 Juan 1:9 dice: “pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” Mucha gente piensa que sus pecados son demasiado terribles para que Dios los perdone. Pero la Biblia dice que podemos ser limpiados de toda maldad. Inclusive, Dios dice: “Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana.” (Isaías 1:18)

Dios Nos Ayuda a Alejarnos del Pecado

Cuando Jesús perdonaba a las personas, Él les decía: “no pequen más” (Juan 5:14; 8:11). Cuando su pecado pasado ha sido perdonado, enfoque su atención en evitar cometer ese mismo pecado otra vez. Confíe en que Dios le ayudará a evitar y alejarse de la tentación de continuar pecando. Dios Nos Ha Liberado del Poder del Pecado

Jesús no pagó tan sólo el precio para salvarnos del castigo por nuestros pecados sino que a través del Espíritu Santo, Él nos libera del poder del pecado. Pablo nos instruyó: “Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa.” (Gálatas 5:16) Dios nos dio su Espíritu Santo porque Él sabía que en nuestras propias fuerzas no podía vivir una vida que le glorificara.


Ore esta semana:

Agradeciéndole a Dios por Su perdón y por obrar en su vida

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase