Devocional Semanal

¿Por Qué Dios Permite que la Maldad Exista?

Si a Dios no le gusta la maldad, ¿por qué permite que exista?

Escrito por Hope on 28/09/2014
Temas: Dios, Maldad

 “Pero yo soy meramente humano, y estoy vendido como esclavo al pecado. No entiendo lo que me pasa, pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco.” Romanos 7:14b-15

Dios es bueno. Pero si somos Su creación, ¿por qué somos malos? Cuando tratamos de hacer lo correcto, nuestro deseo por cosas pecaminosas generalmente es más fuerte. Y, si a Dios no le gusta la maldad, ¿por qué permite que exista?

Tenemos Libre Albedrío

El pecado entró al mundo después que Adán y Eva desobedecieron a Dios. Desde ese día todos los humanos han sido afectados por la maldad. Pero, ¿por qué? Es porque Dios nos da libre albedrío. Esto significa que tenemos libertad para elegir. Por ejemplo, Dios “quiere que todos sean salvos” (1 Timoteo 2:4), pero Él nos da la opción de escoger entre la salvación eterna y la separación eterna sin Él. Escogemos entre lo bueno y lo malo. Escogemos entre lo bueno y lo malo. Cuando vemos la maldad en el mundo, vemos que es el resultado de haber escogido lo incorrecto.

Todos Pecamos

Cuando tomamos malas decisiones, escogemos la maldad y el pecado. Los cristianos deben considerar a la maldad como la ausencia de bondad. La bondad de Dios pareciera estar ausente cuando la maldad está obrando en la tierra. La Biblia dice que “todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Cuando hacemos cosas malas, carecemos de la bondad que viene de Él. La maldad es oscuridad, así que necesitamos que la bondad de Dios brille en nuestras vidas.

La Maldad No Existirá Para Siempre

En este tiempo, permite la maldad en el mundo. Sin embargo, un día estaremos en “un cielo nuevo y una tierra nueva.” (Apocalipsis 21:1), que excluirá a la maldad. Entonces, Dios reinará en gloria con paz, justicia y misericordia. Hasta entonces, la mejor forma de traer gloria a Dios es escogerlo a Él en lugar del pecado y la maldad. Dios “no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.” (2 Pedro 3:9), y Su Palabra dice “porque yo los he creado para mi Gloria.” (Isaías 43:7). Por lo tanto, podemos darle gloria a Dios al elegir Su bondad en vez de la maldad de este mundo. Llegará un día cuando no tendremos que preocuparnos por la maldad en el mundo.


Ore esta semana:

Para que Dios le ayude a hacer lo que está correcto.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase