Devocional Semanal

Lo que dice la Biblia sobre las Relaciones Sexuales

El plan de Dios para las relaciones sexuales

Escrito por Joy on 15/08/2016

“Determine cuidadosamente lo que agrada al Señor.”

Efesios 5:10

Dios creó la relación sexual para ser un regalo hermoso. En Génesis 2, Dios dijo que no era bueno que el hombre estuviese solo por lo cual Dios entonces creó la compañía perfecta (la mujer), para que pudiesen llegar a ser uno. El capítulo cierra con la declaración: “el hombre y la mujer estaban desnudos, pero no sentían vergüenza.” La relación sexual crea una relación única(singular) que involucra una unión física, emocional y mental, y consumación. Si la relación sexual está bendecida por Dios, entonces, ¿qué la hace inmoral?

Las Bendiciones Perdidas

Cuando se nos olvida que Dios tiene la autoridad para establecer los límites, perdemos las bendiciones. “Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión” (Romanos 1:21.) Su teléfono trabaja mejor cuando se usa de la manera en que fue diseñado. De la misma manera, Dios diseñó las relaciones sexuales para funcionar de cierta manera. El rechazar Su diseño lleva a la oscuridad, confusión, secreto, vergüenza y juicio.

El Diseño Bendecido

En el comienzo, Dios utilizó su sabiduría infinita para diseñar la relación sexual. Dios no necesita “evolucionar”. Él no cambia de parecer basado en nuestras opiniones. Desde Génesis hasta Apocalipsis, las Escrituras nos dan una imagen muy clara del tipo de relación sexual que le agrada a Dios. “Esto explica por qué el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo” (Génesis 2:24). Dios aprueba las relaciones sexuales cuando son entre un hombre y una mujer que están comprometidos en matrimonio de por vida. Jesús confirmó esta verdad inmutable en Mateo 19.

¿Está usted dispuesto a confiar en la sabiduría y el amor de Dios, y a seguir Sus directrices?

La Bendición Restaurada

“Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.” (Colosenses 1:13-14). Ya no tenemos que estar en la oscuridad de la vergüenza y la confusión. ¡Jesús nos hizo hijos de la luz! (Efesios 5:8-11)

“No se puede decir que nuestros cuerpos hayan sido creados para la inmoralidad sexual. Estos fueron creados para el Señor, y al Señor le importa nuestro cuerpo… Si nosotros somos de Cristo entonces nuestro cuerpo no es nuestro sino el templo del Espíritu Santo por lo tanto debemos honrar a Dios con nuestro cuerpo.” (1 Corintios 6:13, 19-20). La obediencia al plan de Dios para la relación sexual es una opción que escogemos cuando queremos agradar a Dios y no a nosotros mismos. (Colosenses 3:1-17). Dios le ha dado a cada cristiano el Espíritu Santo para enseñarnos la verdad y darnos el poder para obedecerla.


Ore esta semana:

Señor, muéstrame las áreas donde mis actitudes y mi acciones con respecto a las relaciones sexuales no te están agradando.


¿Va usted a buscar qué es lo que le agrada a Dios y decidir obedecer?

¿Realmente conoce usted lo que las Escrituras dicen acerca del pecado sexual? Si desea ayuda para descubrir lo que dicen las Escrituras acerca de las relaciones sexuales, envíenos un mensaje.

Ayudame

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase