Devocional Semanal

Recordando lo que Cristo Hizo Por Nosotros

Cuando tomamos la Santa Cena, asociamos el pan y el vino con el sacrificio de Cristo.

Escrito por Hope on 29/12/2013

“Yo recibí del Señor lo mismo que les transmití a ustedes: Que el Señor Jesús, la noche en que fue traicionado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este pan es mi cuerpo, que por ustedes entrego; hagan esto en memoria de mí.» De la misma manera, después de cenar, tomó la copa y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; hagan esto, cada vez que beban de ella, en memoria de mí.» Porque cada vez que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga.” 1 Corintios 11:23-26

¿Cuál es su fruta o dulce favorito? Piense en el mismo e imagine su sabor. ¿Por qué le gusta ese dulce? ¿Qué recuerdos asocia con él?

Dios Hizo su Mente

La Biblia nos menciona que Dios, nuestro creador dijo, “Yo soy el Señor, que ha hecho todas las cosas.” Isaías 44:24b. Él creó nuestras mentes para que funcionaran de cierta manera. El creó su cerebro de tal forma que construya conexiones y forme recuerdos. Por ejemplo, si usted piensa en sus golosinas preferidas de su niñez, posiblemente se le vendrá un recuerdo feliz asociadas a ellas.

Jesús Dejó un Recuerdo Importante

Durante la Santa Cena, Jesús estaba creando una conexión similar en los corazones de sus discípulos. En lugar de un recuerdo feliz, era uno que traía esperanza. Dice que: ”(Jesús) partió (el pan) y se lo dio a sus discípulos, diciéndoles: —Tomen y coman; esto es mi cuerpo.” (Mateo 26:26) El llamó a el vino Su sangre “que es derramada por muchos para el perdón de pecados” (Mateo 26:28). Él les dijo que su cuerpo terrenal iba a ser destruido. Al mismo tiempo, creó una manera para que Sus seguidores a través de la historia recuerden el sacrificio que Él hizo por nosotros. Él les instruyó a que tomen la cena “en memoria de mí” (Lucas 22:19).

Mantenga Su Enfoque Espiritual

Después de la resurrección de Jesús, Sus seguidores obedecieron las instrucciones que Él les dejó, “Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.” Hechos 2:42. Les ayudó recordar que Jesús murió por ellos, y pagó el precio por sus pecados. De la misma forma hoy en día, cuando tomamos la Santa Cena, asociamos el pan y el vino con el sacrificio de Cristo. Recordamos nuevamente el gozo de Su salvación y también el dolor que nuestros pecados causaron en la agonía de nuestro Salvador.

ORAR, INTERESARSE POR OTROS Y COMPARTIR A JESÚS

“Enseñe acerca de la Santa Cena”
Cita Bíblica: 1 Corintios 23 – 26>

Cuando usted discipula a un nuevo cristiano, enséñele acerca de la importancia de tomar la Santa Cena regularmente.

Basados en el párrafo de arriba, esto es lo que aprendemos acerca de la Comunión (Santa Cena): Existen dos partes en la Cena del Señor: El comer del pan, y tomar el vino/jugo de uva. Cuando partimos y comemos el pan, recordamos Su cuerpo que fue inmolado por nosotros hasta la muerte. El tomar el vino/jugo de uva representa el nuevo pacto entre Dios y el hombre, dicho pacto fue sellado con Su sangre. Es a través de la sangre de Cristo que somos salvos, porque Él dios su vida en la cruz por nosotros.

Es importante que los creyentes se preparen cuidadosamente para poder participar en la Cena de Señor. Pedirle a Dios que revele el pecado en su vida, confesar, arrepentirse, y meditar en la importancia de la muerte, resurrección, ascensión al cielo y pronta venida de Jesús. La Biblia nos exhorta acerca de tomar la Santa Cena de forma indigna, ya que esto es pecado y que “…cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa.” 1 Corintios 11:28

La mayoría de los creyentes toman la Santa Cena en grupo—algunos lo hacen con más frecuencia que otros, dependiendo de la tradición de la iglesia.

Si su discípulo no ha encontrado una iglesia aún, llévelos a la suya o recomiéndele una iglesia para que puedan tomar la Santa Cena. Inclusive, ustedes dos pueden celebrar la Santa Cena juntos. SI usted tiene preguntas acerca de esto consulte con su pastor o su líder espiritual.


Ore esta semana:

Agradeciendo a Dios por crear nuestras mentes y nuestras memorias.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase