Devocional Semanal

Trabajamos con el Espíritu Santo

Cuando alguien acepta el regalo de salvación y perdón de Dios a través de Jesucristo, ellos “recibiran el regalo del Espíritu Santo” (Hechos 2:38).

Escrito por Hope on 22/09/2013

“Ya que vivimos por el Espíritu, sigamos la guía del Espíritu en cada aspecto de nuestra vida” (Gálatas 5:25)

Jesús prometió Su Espíritu Santo durante su ministerio terrenal. Después que murió y resucitó de entre los muertos, se apareció a Sus amigos, discípulos y “más tarde, lo vieron más de quinientos seguidores a la vez” (1 Corintios 15:6). Jesús le instruyó que “No se vayan de Jerusalén hasta que el Padre les envíe el regalo que les prometió…Pero en unos cuantos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo” (Hechos 1:4-5).

La Obra del Espíritu Santo

El Espíritu de Dios comenzó a obrar milagros a través de estas personas sencillas. Pedro, quien estaba tan atemorizado por los eventos relacionados con la muerte de Jesús, que negó siquiera conocerle ni haber sido amigo de Jesús, repentinamente fue lo suficientemente osado para dirigirse a una multitud. El les dijo: “Dios levantó a Jesús de los muertos y de esto todos nosotros somos testigos. Ahora él ha sido exaltado al lugar de más alto honor en el cielo, a la derecha de Dios. Y el Padre, según lo había prometido, le dio el Espíritu Santo para que lo derramara sobre nosotros, tal como ustedes lo ven y lo oyen hoy” (Hechos 2:32-33).

Debido al poderoso testimonio, “los que creyeron lo que Pedro dijo fueron bautizados y sumados a la iglesia en ese mismo día, como tres mil en total” (Hechos 2:41). Tres mil nuevos creyentes en Jesús en un día. ¡Qué testimonio del poder del Espíritu!

La Guía del Espíritu Santo

La provisión de Dios al darnos el Espíritu Santo no fue solamente para los primeros creyentes. Cuando alguien acepta el regalo de salvación y perdón de Dios a través de Jesucristo, ellos “recibiran el regalo del Espíritu Santo” (Hechos 2:38). El Espíritu Santo nos ayuda a encaminar nuestras vidas hacia Dios. “Los que son controlados por el Espíritu Santo piensan en las cosas que agradan al Espíritu…pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz” (Romanos 8:5-6).

Como seguidores de Jesús, se nos instruye a llevar el mensaje de perdón y salvación de Dios “hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8). Al igual que los apóstoles, no se espera de nosotros que hagamos la obra de Dios solos. Jesús prometió que el Espíritu Santo “les guiará a toda verdad” (Juan 16:13). Así que sabemos que podemos depender en la dirección del Señor para hacer Su obra.

ORAR, INTERESARSE POR OTROS Y COMPARTIR A JESÚS

Cita Bíblica: Hechos 15:28a

Vemos claramente en la Biblia que los apóstoles (los primeros seguidores de Jesús) trabajaron y vivieron en acorde con el Espíritu Santo y recibieron dirección de Él. De igual manera, al seguir a Jesús, debemos abrir nuestros corazones para dejar que el Espíritu Santo sea nuestro Guía.

Sólo piense en algunas de las cosas que ha aprendido de la serie Orar, Interesarse por otros y Compartir a Jesús: Pedir a Dios que bendiga a las personas y los lugares a donde vaya; desarrollar relaciones con personas que necesiten a Jesús en sus vidas; interesarse por aquellas personas a su alrededor que tienen alguna necesidad y compartir a Cristo con otros bajo la dirección del Espíritu Santo. El fundamento para estos principios viene directamente de la Biblia. Al practicar estos principios, usted está obedeciendo la Palabra de Dios.

Viva cada día pidiéndole al Espíritu Santo, quien es su Ayudador y Consolador, que haga estos principios bíblicos parte de su ser. A medida que su relación con el Espíritu Santo se fortalece a través de su interacción diaria con Él, usted tendrá gran gozo. Jesus dijo: “Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre. Me refiero al Espíritu Santo, quien guía a toda la verdad” (Juan 14:16-17). Hacer las cosas en sus propias fuerzas logra muy poco, pero cuando usted trabaja a través del poder del Espíritu Santo, ocurren milagros.

¿Cómo? Primero, como creyente en Jesús, usted está lleno del Espíritu Santo. Si tiene dudas, refresque su conocimiento acerca del Espíritu Santo leyendo las partes 6 al 10 de la Guía para el Nuevo Creyente. Segundo, no detenga la obra del Espíritu Santo haciendo lo que usted desea (I Tesalonicenses 5:19).

La Guiá de Orar, Interesarse por otros, y Compartir a Jesús es un recordatorio de que es muy importante quitar cualquier cosa que se interpone entre usted y el Señor, para que en gozo total, usted pueda:

  • Orar bendición sobre las personas y lugares dondequiera que vaya;
  • Desarrollar relaciones con las personas que necesitan a Jesús en sus vidas
  • Interesarse por aquellos a su alrededor que tienen necesidades
  • Compartir a Jesús con ellos a medida que el Espíritu Santo le va guiando.

Ore esta semana:

Para que Dios lo llene nuevamente con el Espíritu Santo

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Adorando a Dios en Espíritu y en Verdad

La Trinidad - Parte 2

Lea más