Devocional Semanal

Tres Preguntas Necesarias Para Encontrar el Cónyuge “Perfecto”

¿Qué debe buscar en un cónyugue?


“No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la maldad?¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas?” 2 Corintios 6:14

Dios nos hizo de manera que deseemos la compañía humana de un esposo o una esposa. El marido y la mujer están hechos para compartir la vida del otro íntimamente, en formas que nadie más debería. En una relación donde Dios es el centro, los esposos pueden ser mejores si permanecen juntos, cuidar el uno del otro y animarse en el Señor.

Puede ser que usted piense que Dios tiene un cónyugue perfecto para usted. De todas formas debe entender que, por decepcionante que sea, nadie puede ser el cónyugue perfecto; “Como dicen las Escrituras: «No hay ni un solo justo, ni siquiera uno.” (Romanos 3:10). Solamente Jesús, “Él nunca pecó y jamás engañó a nadie.” (1 Pedro 2:22)

Entonces, ¿qué debe buscar en un cónyugue?

1. ¿Es esta persona un seguidor de Cristo?

La cosa más importante que uno debe anhelar en un cónyuge, y en usted mismo, es una relación cercana y sumisa con el Señor. Aunque nadie es perfecto como Jesús, deberíamos intentar de encontrar a alguien que se asemeje a Cristo, y nosotros mismos también debemos tratar de ser como Él.

2. ¿Cuál es la meta en una relación?

Qué es lo que desea en un matrimonio: ¿Que él/ella le haga feliz? ¿Que él/ella satisfaga sus necesidades? ¿Quiere estar con alguien solamente por necesidad física?

El rol de un cónyuge no es “completar” al otro, o cumplir constantemente el deseo del otro para que sea “feliz.” Ningún humano puede completar la vida del otro, solamente Dios puede completar nuestras vidas. El objetivo del matrimonio, en realidad el objetivo de su vida debe ser: “hacerlo todo para la gloria de Dios.” (1 Corintios 10:31).

3. ¿Dé qué forma Dios le está guiando?

¿Cómo ora por su futuro cónyuge? ¿Ora para que Dios lo guíe en la selección? Dios puede guiarle en todo, y eso incluye el matrimonio y la persona con quién ha de casarse.

No hay una manera de saber si Dios ha guiado a alguien a un cónyuge potencial. Pero, cuando usted vive su vida siguiendo a Cristo y busca el consejo de otros cristianos, usted puede saber llevar la relación al matrimonio les ayudará a los dos a vivir vidas que agraden a Dios.

En las siguientes Cartas de Oración estaremos compartiendo más consejos acerca de cómo encontrar un cónyuge “perfecto”.

 


Ore esta semana:

Agradeciendo a Dios por bendecir a los humanos con el regalo del matrimonio

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase