Devocional Semanal

Tres Preguntas Necesarias Para Ser el Cónyuge “Perfecto”

Encontrar al cónyuge “perfecto” comienza con ser la persona que usted quiere que su cónyuge sea.

Escrito por Hope on 13/04/2014

“Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo.” (Efesios 5:21)

La semana pasada hablamos acerca de cómo encontrar al cónyuge “perfecto”. Créalo o no, encontrar al cónyuge “perfecto” comienza con ser la persona que usted quiere que su cónyuge sea. Esta semana nos enfocaremos en mirar introspectivamente.

1. ¿Me Estoy Convirtiendo en la Persona Que Dios Quiere Que Sea?

Nosotros debemos siempre de tratar de ser más como Cristo; no ser “cristianos” solo de nombre, sino ser un verdadero seguidor de Jesús. Sea que usted es un nuevo creyente, o ha sido un creyente por años, siempre debe tratar de aprender más acerca de nuestro Señor y que su amor por Él crezca. Sometiéndose al Señorío de Jesucristo en su vida y permitiendo que Él lo convierta en la persona que Él quiere que usted sea para Su gloria (Filipenses 1:6).

2. ¿Soy Capaz de Amar y Dirigir de la Manera Que Dios Desea? (Hombres)

A los esposos se les ordena amar a sus esposas “como Cristo amó a la iglesia” (Efesios 5:25), sacrificándose por ella y amándola desinteresadamente. La única forma de lograrlo es a través del poder del Espíritu Santo que vive en nosotros. La Biblia insta a los esposos a “amar a sus esposas como a su propio cuerpo” porque “el que ama a su esposa se ama a sí mismo” (Efesios 5:28). La Biblia dice “nadie odia su propio cuerpo , sino que lo alimenta y lo cuida tal como Cristo lo hace por la iglesia” (Efesios 5:29).

3. ¿Soy Capaz de Someterme y Respetar a Mi Esposo? (Mujer)

Todos nosotros, hombres y mujeres, debemos someternos a Dios primeramente y debemos someternos también los unos a los otros (Efesios 5:21). Dios llama específicamente a las esposas a someterse a sus esposos (Efesios 5:22) y a respetarlos (Efesios 5:33). Dios llama a los esposos a dirigir. La Biblia dice que “el esposo es la cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza de la iglesia” (Efesios 5:23). Eso significa que, como esposa, debe “someterse a su propio esposo como al Señor” (Efesios 5:22). ¿Está dispuesta a someterse a su futuro esposo y a respetarlo como Dios le pide que lo haga? Esto significa que usted debe confiar en el liderazgo que Dios le ha dado a su esposo, aún cuando usted no esté de acuerdo y, siempre y cuando, no implique que la mujer desobedezca a Dios.


Ore esta semana:

Agradecer a Dios por bendecir a las personas con el don del matrimonio

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase