Guía Para el Nuevo Creyente

Parte 15: Un Patrón Diario

Como cristianos, es importante que desarrollemos un patrón diario de oración y estudio de la Biblia.


¿Alguna vez ha escuchado el dicho: “la práctica hace la perfección?” Quizás usted ha intentado comer saludable anteriormente. Si lo ha intentado, usted sabe que los resultados no se obtienen de la noche a la mañana, sino siendo consistente para obtener un resultado que perdure. Esto mismo ocurre al leer la Biblia. Como cristianos, es importante que desarrollemos un patrón diario de oración y estudio de la Biblia. Entonces veremos los resultados de obedecer la Palabra a lo largo de toda nuestra vida. El apóstol Pedro dijo en 2 Pedro 3:18 que debemos “crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.” El crecimiento espiritual es como el crecimiento físico, que requiere de una fuente de nutrición. Jesús dijo de sí mismo, Yo soy “el pan vivo que descendió del cielo” (Juan 6:51) y cualquiera que “coma de este pan vivirá para siempre.” (Juan 6:58) Así que para nosotros poder recibir los beneficios de nuestra relación con Dios, debemos apartar todos los días, un tiempo con Él en el estudio de su Palabra de manera que podamos crecer en nuestra fe.

Aparte un Tiempo Cada Día

No necesita un tiempo prologando, pero ayuda si usted es consistente en su tiempo, por ejemplo, temprano en la mañana antes del trabajo. Ore antes de leer. Pídale al Espíritu Santo que sea su maestro. Tenga papel y lápiz a la mano, escriba lo que ha aprendido, y lea de nuevo sus notas como recordatorio de lo que el Espíritu Santo le ha enseñado. Ponga en práctica lo que ha leído. Si usted leyó ésta mañana sobre amar a sus enemigos, intente ser amable con esa persona que ha sido mezquino con usted ese día.

“Las cosas que se escribieron antes, se escribieron para nuestra enseñanza, a fin de que tengamos esperanza por medio de la paciencia y la consolación de las Escrituras.” (Romanos 15:4)

“Tú desde la niñez has conocido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.” (2 Timoteo 3:15)

Un Buen Lugar Para Comenzar

El paso más importante es comenzar. Un buen punto de partida es el evangelio de Juan. Comience a leer el libro completo como si estuviera leyendo una carta escrita por un buen amigo. Luego, comience desde el principio del libro leyendo un capítulo cada día por los próximos 21 días. Su Misionero en Línea está disponible para ayudarle con cualquier pregunta que usted tenga. Envíele un correo electrónico en cualquier momento, y no olvide compartir las cosas que Dios le ha estado enseñando y el gozo que proviene de estar creciendo en su relación con Dios. Mientras lee, aprenderá mucho de Jesús, y Dios le estará hablando a usted.

“Cúbranse con el casco de la salvación, y esgriman la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.” (Efesios 6:17)

Parte 16: Unirse a Una Familia


¿Cuál es el mejor momento del día para usted escuchar la voz de Dios al leer su Palabra? ¿Ha establecido el hábito imprescindible de leer la Biblia diariamente? Si no lo ha hecho; ¡comienze hoy!

Conéctese con alquien

Artículos relacionados

Manténgase Conectado a Jesús

Las Claves para Una Vida Fructífera

Lea más