Devocional Semanal

¿Qué me está impidiendo el tener el empleo que deseo?

Analizando el Llamado de Dios y Su Oportunidad

Escrito por GodLife on 01/08/2016

“Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente.” (Colosenses 3:23)

¿Sabía usted que la frase “Ayúdate que Yo te ayudare” no se encuentra en la Biblia? Recuerde lo siguiente: Dios, “tú conoces las esperanzas de los indefensos” (Salmos 10:17) y Su “poder actúa mejor en la debilidad.” (2 Corintios 12:9) Si usted ha estado orando por largo tiempo por un empleo, considere las siguientes:

Considere el Llamado de Dios

¿Tiene Dios un plan para usted? ¡Claro que sí! La mejor pregunta es, “¿Cuál es el plan de Dios para usted?” Todos tenemos sueños en nuestra vida, pero el plan de Dios es primero. Él no quiere ser solo una parte de los planes que hacemos para nuestra vida. El plan de Dios incluye Su “Reino” porque Él es el Rey, y le debemos lealtad a Él. El pecado representa deslealtad hacia Él, y “El Señor no me va a escuchar si me aferro al pecado en mi corazón.” (Salmos 66:18) En lo que usted espera la respuesta a su oración por un trabajo, veamos otras cosas que puede considerar.

Considere Cómo Dios le ha Creado

Efesios 2:1-10 muestra que la obra de Dios, es lo más importante, no la nuestra. “Somos la obra maestra de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.” (Efesios 2:10) Usted es único para los propósitos de Dios. A veces, es difícil para usted ver cuán único es. Pídale a un amigo cristiano de confianza, que ore con usted. Juntos, pueden pensar en todas las cosas que le hacen a usted diferente a los demás. Esto le puede abrir las puertas a algunas oportunidades que usted no había considerado anteriormente.

Considere la Importancia de la Paciencia

A veces usted ora y se somete humildemente a Dios, pero aún así, tiene que esperar un tiempo. Esperar por la respuesta a la oración hace que ésta sea inolvidable. La Biblia dice “La esperanza frustrada aflige al corazón; el deseo cumplido es un árbol de vida.” (Proverbios 13:12) El llamado de Dios para usted es un llamado santo, no importa cuál sea su empleo. Si usted está seguro de estar donde Él quiere que usted esté, ¡usted glorificará a Dios siendo un cajero en el supermercado, un chofer de camión o cualquier profesión así como lo hace un Pastor de Iglesia o un obrero de tiempo completo en un ministerio cristiano! “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo.” (Colosenses 3:23)


Ore esta semana:

Padre, ayúdame a poner tus planes como prioridad en mi vida. Muéstrame lo que Tú quieres que yo haga.


¿Para qué tipo de trabajo le preparó Dios?

Déjenos Saber Haciendo Clic Aquí

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

¿Le hizo Dios un agujero a mi billetera?

¿Gasta usted su dinero sabiamente?

Lea más

¿Cuál es el Propósito de las Pruebas en Nuestra Vida?

¿Son las tragedias un castigo de Dios?

Lea más