Devocional Semanal

La historia de Navidad de José: Fe Plena

José nos muestra cómo reaccionar ante circunstancias inesperadas y difíciles.

Escrito por GodLife on 11/12/2018

Cuando José despertó, hizo como el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María por esposa, pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que nació su hijo; y José le puso por nombre Jesús.

Mateo 1:24-25

El considerar el nacimiento de Jesús, poniéndose uno, en el lugar de José, es un ejercicio interesante. Piénselo. Mientras José hacía los preparativos para casarse con María, su prometida, él se entera que ella ha quedado embarazada aún cuando ellos no han estado juntos como marido y mujer.

¿Cuál sería su reacción si se diera con esa situación? ¿Rabia? ¿Dolor? ¿Decepción? ¿Vergüenza? Cualquiera de estas emociones serían ciertamente comprensibles. Sin embargo, ¡José no reaccionó de ninguna de estas maneras!

Veamos cuál fue la reacción de José y cómo Dios estuvo con él, ayudándole en uno de los momentos más difíciles de su vida.

Humildad y Gracia

La pureza era algo de suma importancia en la cultura judía de aquellos tiempos, por lo que casarse con una mujer que había quedado embarazada fuera del matrimonio no era aceptable. Por eso, la Biblia dice que cuando José se enteró del embarazo de María él decidió separarse silenciosamente de ella y seguir adelante con su vida.

"José, su prometido, era un hombre bueno y no quiso avergonzarla en público; por lo tanto, decidió romper el compromiso en privado." (Mateo 1:19)

Este acto de gracia, por sí solo, muestra que José era un hombre de gran integridad, porque muchos jóvenes de esa cultura la habrían avergonzado.

El poder de la Fe

A medida que la historia continúa, vemos que José se ha quedado con María durante su embarazo, mientras considera cuáles deberían ser sus próximos pasos. Luego él recibe la visita de un ángel del Señor que le dice que el bebé fue concebido por el Espíritu Santo y le ordena quedarse con María y darle por nombre Jesús, a su bebé.

Si esto le pasara usted, ¿qué pensaría? ¿Diría “¡Sí, Señor!” o se asustaría y dudaría de que lo que escuchó fuera realmente de Dios? Creo que la mayoría de nosotros dudaríamos, pero veamos cómo respondió José:

“Cuando José despertó, hizo como el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María por esposa,pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que nació su hijo; y José le puso por nombre Jesús.” (Mateo 1:24-25)

Fe extrema. Eso es lo que José tuvo que hacer para escuchar al ángel del Señor y creer que Dios estaba cuidandole y dirigiendo sus pasos; tener una fe extrema.

La historia de José nos muestra el poder de la fe y lo que se puede lograr si simplemente creemos. ¿Creerá usted lo que el Señor le esté diciendo hoy acerca de las circunstancias difíciles de su vida?


Ore esta semana:

Señor, gracias por mostrarme lo que significa tener una fe plena en ti, sin importar cuán locas sean las circunstancias a mi alrededor. Ayúdame a confiar en ti como lo hizo José y a creer que tienes el mejor plan para mí. Amén.


¿Ha sido duro para usted confiar en el Señor durante alguna circunstancia difícil en su vida?

Haga clic AQUÍ para hablar con alguien al respecto.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Cómo encontrar felicidad en Navidad

El verdadero significado de la Navidad

Lea más

Tres Maneras de Crecer en su Fe

Los principios de Pedro para un crecimiento espiritual saludable.

Lea más